Hotel 4 estrellas

El hotel se erige en un antiguo cortijo-almazara del S. XVIII...

...entre olivos centenarios y viñedos, con todo el magnetismo que le da la ciudad de Ronda.

Los salones han sido concebidos para que te sientas casi como en casa. El salón principal es más sociable y se abre al patio central en el que, en pequeñas mesas, el viajero puede tomar lo que quiera y cuando quiera gracias a su Honesty Bar.

Para una reunión más privada o para disfrutar de una sesión de cine entre amigos, al otro lado del patio, hay otro salón más íntimo y cálido, con techos abuhardillados y grandes vigas de madera.

La piscina grande, rodeada de césped, permite el bronceado y el descanso a los amantes del sol. En un lugar más escondido y refrescante, una deliciosa y sombreada alberca acoge a los que no le tienen tanto cariño.